Los espectadores pasajeros

Amar u odiar, sin medias tintas. Ahí reside el gran éxito del cine de Almodóvar. O, más bien, de cada una de sus películas. Porque mientras que ‘Hable con ella’ me parece una preciosidad, ‘La piel que habito’ me produce un angustioso e incómodo estado de ánimo, provocando un irritante rechazo a cualquier obra que venga firmada por el director manchego. Que es exactamente el juramento que firmé tras ‘Los abrazos rotos’: «por aquí no vuelvo». Todo lo contrario a lo que sentí tras leer el íntimo e inspirador relato de ‘Volver’. Contradicciones entre Almodóvar y yo; todo son contradicciones.

Y aquí estoy, no sé si solo o acompañado, planeando subir a un avión que despega hoy a bombo y platillo, arropado por un elenco de actores en plena forma y la subrayadísima promesa de estar ante «una comedia de Almodóvar». Con todo lo que eso conlleva. ‘Los amantes pasajeros’ ha conseguido llamar poderosamente mi atención. Están, entre otros muchos, Javier Cámara, Carlos Areces y Raúl Arévalo (el trío que vimos en la gala de Los Goya), tres fenómenos que siempre me encandilan por su talento y su buen hacer. Además, la película apunta maneras a ser una sucesión de gags disparatados, esquivando los agotadores guiones a los que nos acostumbró Almodóvar en los últimos años. De hecho, las primeras críticas suelen arrancar con la expresión «comedia ligera», que, en este caso, resulta esperanzador.

Sin embargo, sigue siendo Almodóvar y la moneda gira en el aire hasta el último momento. Esta tarde, cuando me enfrente a la taquilla, estará a su lado ‘Oz: un mundo de fantasía’, de Sam Raimi. El director de ‘Spiderman’, ‘Posesión Infernal’ o ‘Arrástrame al infierno’ es, siempre, una apuesta por el entretenimiento. Es cierto que el tráiler de ‘Oz’ y esa estética tan ‘Alicia’ de Tim Burton que desprende, no presagian una ovación en los títulos de crédito. Claro que, ¿quién no se derretiría ante Mila Kunis?

En fin, hoy nos toca ser espectadores pasajeros. Público que duda y que decidirá en el último momento qué entrada comprar: ¿El estreno patrio o la taquillera por definición? ¿El director que –a veces– perturba o el que es un perturbado por definición? ¿La comedia inesperada o el ‘reboot’ por definición?

Lo mismo hay que optar por ‘Las flores de la guerra’, estupenda cinta de Zhang Yimou, protagonizada por Christian Bale y estrenada originalmente en 2011… Qué cosas.

  • rash

    Confia en un profesional, Parker y problema solucionado.