Día del Orgullo Friki

Friki. Habla la Real Academia de la lengua Española (RAE): «1. Extravagante, raro o excéntrico. 2. Persona pintoresca y extravagante. 3. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición». Es curioso. Hace unos años, no tantos, la palabra ‘friki’ era un insulto velado. Puede que el significado literal fuera el mismo, pero se pronunciaba con cierta malicia bífida. Los autoproclamados ‘guays de la sociedad’ –esos que brillaban más en la pista de la baile, metían goles por la escuadra y vieron en directo a la niña de Ricky Martin– señalaban con el dedo índice a los que intercambiaban cromos de ‘Oliver y Benji’, conseguían un perfect contra Sagat haciendo un shoryuken y repetían de memoria los diálogos de ‘La Guerra de las Galaxias’. Y decían «bah, frikis».

Varias generaciones crecieron varados a una línea que sesgaba las dos opciones: con ellos o con nosotros. Friki o normal. Normal. Piensen por un momento en la cuestión. Dediquen un segundo de este 25 de mayo a hacer la siguiente pregunta: ¿soy normal? Venga, sean sinceros. Busquen. Rebusquen. ¿No hay nada que les haga especiales? ¿No tienen una pasión, una devoción, una curiosidad infinita por algo?

Sí, amigo: es raro. Usted es raro. Y, según la RAE, usted es, por tanto, friki. Felicidades.

Hoy celebramos el ‘Día del orgullo friki’, nuestro día. El suyo y el mío. Pero no lo celebramos porque ahora sea un concepto cordial, de igualdad y fraternidad. Que también. Lo celebramos por los que cada día optan por creer en ellos y no en las estadísticas. Por los que son críticos con los supuestos y las tendencias mundiales. Por los que ven más allá y luchan por una idea que aún no se ha comprendido. Por los que creen en la teletransportación, los viajes espaciales, los androides domésticos y en Sheldon Cooper. Por los que mantienen la vocación, pese al paro. Y por todos los que hoy siguen siendo tachados por raros entre los raros y que están llamados a ser los líderes del mañana.

«Los cómics estaban equivocados. No era necesario un trauma, anillos mágicos o rayos cósmicos para hacer un superhéroe. Sólo la combinación perfecta de optimismo e ingenuidad» (Mark Millar, Kick-Ass)

  • Yo soy más bien “gdaro” (es que tengo frenillo)

  • cristian

    Nosotros los otakus también cotamos
    ???

    • JeCabrero

      Por supuesto. Un otaku creó el término friki.

  • Nosotros loa otakus también de veríamos apoyar esto???

  • Nosotros los otakus también tenemos que apoyar esto???

  • Nacho Lopez

    Me has gustado mucho la entrada en el blog la verdad!!! Un saludo navegantes!

  • Marcos Cueto

    Soy de la organización del DOF en Asturias y desde aquí quiero felicitarte por el articulo, me ha gustado un montón

  • pepon

    ¡Vivan los frikis! Ciertamente son una mezcla de ingenuidad, optimismo, creatividad e inteligencia 😉