More Than a Feeling

El cerebro o lo que hay dentro del cerebro o las cosas que haya dentro de lo que hay dentro del cerebro, funciona de una manera muy curiosa. Estás tarareando una canción y, zas, de repente hueles a pan recién hecho en la calle donde vivían tus abuelos. Y lo peor es que, a poco que lo medites, ¡tiene sentido! O al menos lo tiene para ti.

Ayer me pasó. Lo de conectar momentos. Estaba viendo el tráiler de ‘Inside Out’, la nueva cinta de Pixar y recordé una tarde que fui a El Corte Inglés y jugué por primera vez al ‘Guitar Hero’. Pasé una hora allí, yo solo, como si fuera mi dormitorio, tocando una y otra vez la misma canción: ‘More than a feeling’, de Boston. Canción que no había escuchado nunca pero que, desde entonces, suelo añadir a la lista de reproducción cuando necesito un impulso energético. Me chifla esa canción.

El caso es que terminó el tráiler y mi cerebro –o lo que hay dentro del cerebro o las cosas que haya dentro de lo que hay dentro del cerebro– se había empapado de emociones: me apetecía ver la película, quería jugar al ‘Guitar Hero’ y necesitaba escuchar una vez más a los Boston a pleno pulmón. Y, por encima de todo, fui consciente de algo. Escuché, nítida, una vocecita interior que me decía: «’Inside Out va a ser muy grande».

En la historia de Pixar hay títulos que serán recordados por arriesgar más allá del mercado. Cómo olvidar al viejo que quería salvar su casa o al robot que no hablaba. Dos obras maestras de la animación que merecen compartir la cima con las obras mayúsculas del Cine. ‘Inside Out’, después de muchos años, me transmite algo de ese arrojo que hizo grande a Pixar y que estábamos olvidando. Puede que sea una simple sensación, una vocecita. O puede que sea algo más.

 

inside-out-salto-3

Big Hero 6

Disney ha tardado diez años en encontrar una excusa para imaginar otro universo de superhéroes y villanos en el mundo de la animación. Y la espera ha valido la pena. Sin superar a ‘Los Increíbles’ (esa película es un milagro), ‘Big Hero 6‘ es un entretenimiento de primer nivel: espectacular, divertidísima y entrañable.

Hiro es un genio de quince años capaz de utilizar la ciencia para hacer realidad todo tipo de máquinas. Un gran poder que, tras un desgraciado accidente, le llevará a adoptar una gran responsabilidad con la creación más gigante, fuerte, globótica, adorable y majísima de su historia: el robot Baymax. La relación entre Hiro y Baymax sentará las bases para un grupo inesperado de héroes que se verán obligados a luchar contra un poderoso rival…

El film que dirigen Don Hall y Chris Williams (autores de ‘El emperador y sus locuras’, injustamente olvidada entre los clásicos Disney) es un continuo guiño a las grandes producciones de Marvel. Es inevitable pensar en Spiderman luchando en el ring o en la Tía May o en el Duende Verde tras esa gloriosa escena final después de los créditos; tan inevitable como encontrar comparaciones con Iron Man y el resto de Los Vengadores. No malinterpreten estos parecidos con una crítica negativa, más bien todo lo contrario, la película es un goce constante para el fan. De hecho, hay muchos más guiños a otras películas y temáticas (‘Godzilla’, ‘Los gatos samurái’, ‘Mazinger Z’ e, incluso, ‘Cómo entrenar a tu dragón’ y ‘Superman’) que enriquecen la experiencia.

Artísticamente, ‘Big Hero 6’ es sobresaliente. Merece la pena subrayar el trabajo creativo de la ciudad, una fusión apasionante entre San Francisco y Tokio que unifica perfectamente el espíritu de la cinta. Y, por supuesto, al robot Baymax que, con toda probabilidad, desearán colocar en su estantería particular junto a Wall-e y Gipsy Danger.

Por si le faltan razones, antes de la película se proyecta el corto ‘Buenas migas’. Una absoluta preciosidad.

Big-Hero-6

Luz verde para ‘Tygra, hielo y fuego’

Después de años de paciente espera, Robert Rodríguez ha conseguido cerrar todos los frentes para llevar a buen puerto uno de sus grandes proyectos más soñados: ‘Tygra, hielo y fuego’ (en inglés, ‘Fire and Ice’). El director de ‘Sin City’ y ‘Abierto hasta el amanecer’ debe agradecer tan grata noticia a Sony, que ha sido la encargada de negociar los derechos de la franquicia basada en la obra de Frank Frazetta.

‘Tygra, hielo y fuego’ es una película de animación de 1983, dirigida, animada y diseñada por el maravilloso tándem de Ralph Bakshi (el llevó al cine la primera versión de El Señor de los Anillos, también animada) y Frank Frazetta (ilustre dibujante, que creó la imagen que todos conocemos de Conan el Bárbaro, el personaje de Robert Howard que puso en órbita el bueno de Schwarzenegger).

Yo tenía un recuerdo muy vago de esta película. Pero gracias a Youtube, lo he refrescado en un pispás. Mi sorpresa ha sido ver, con ojos conscientes, la maravillosidad y detallismo de la animación de la cinta de 1983. Por favor, no se lo pierdan y quédense boquiabiertos conmigo. Mil patadas le da a la mayoría de dibujos animados de la televisión actual. Lo que, teniendo en cuenta que han pasado casi 30 años, es decir bastante.

Sólo nos queda ver qué versión hará Rodríguez con las nuevas técnicas. Así lo presenta él mismo en la revista ‘Comic Book Resources’:

«Sabes, yo conocía a Frazetta muy bien. Crecí con su trabajo decorando las paredes de mi cuarto. Lo entiendo. Llegué a comentar con él, detalladamente, todos los errores que otros han cometido cuando han intentado adaptar su trabajo. A mí me gustaría hacerlo de una manera en la que pareciera que él está conmigo, dirigiendo la película. Entiendo su punto de vista, creo, mejor que ningún otro que pueda querer hacer la película. Estaría encantado de añadirle a los títulos de crédito como director, igual que hice con Frank Miller en Sin City. Cuando haces algo así, no estás intentado adaptar la historia a tu manera. Estás intentado hacer lo mismo que el propio artista».

tygra

Aquellos dibujos de Mortadelo y Filemón

El estreno de la nueva película de Javier Fesser, ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo’, trajo a mi memoria una de las cintas más envidiadas de la videoteca de mi infancia, en flamante BETA. Al principio, no era capaz de recordar la historia ni los chistes ni por qué me gustaba. Pero solo con imaginarla, mi cerebro empezó a tararear la melodía que presentaba a los personajes. Na, naranana, naranananá, narananánaná… De manera impulsiva, me senté delante del ordenador, hice un par de búsquedas en Google y, vualá, lo encontré.

A finales de los 60, los estudios Vara crearon una serie de películas de media hora protagonizadas por los agentes Mortadelo y Filemón. Si hacen como yo, encontrarán en Youtube un buen puñado de esos capítulos y, tal vez, compartan mi conclusión: son geniales. Pero no geniales en plan «qué bonito es porque es antiguo y tal». No, fue genial en los 60 y es genial ahora. Qué chispa, qué ingenio, qué humor tan bien trabajado.

Esto es lo que la Wikipedia nos cuenta del creador de los estudios Vara: «Rafael Vara Cuervo (Madrid, 1936 – Colmenar Viejo, 17 de julio de 1989) fue un director de cine de animación español. Dirigió los cortometrajes de Mortadelo y Filemón realizados entre 1966 y 1973. Comenzó su carrera artística trabajando como caricaturista en distintas revistas de la época y, en 1959 fundó Estudios Vara realizando trabajos publicitarios hasta que, en 1965, contrató a Amaro Carretero quien le propone realizar cortometrajes basados en las historietas de Mortadelo y Filemón. Realizaron un total de 19 cortometrajes que se integrarían en tres largometrajes. Tras el estreno del último largometraje, El armario del tiempo, volvió a realizar un spot publicitario de los personajes».

Tengo muchísimas ganas de ver ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo’. Por el buen hacer de Fesser, por el recuerdo de Vara y porque los personajes de Ibáñez siempre han sido muy grandes. Los más grandes.

Lava, un adelanto del nuevo corto de Pixar

Lava‘ es el nuevo corto de Pixar, que acompañará al estreno de ‘Divertida-mente’ (‘Inside Out’, ya hablaremos de esta libre traducción). Los amigos de Disney han decidido compartir con nosotros un pequeño avance musical de lo que podremos encontrar en las salas el próximo junio de 2015.

James Ford Murphy, jefe de animación de Pixar, explicó en Yahoo cómo ha sido trabajar con su personaje principal, un enorme volcán llamado Uku. “Al principio no sabíamos qué hacer exactamente, pero luego nos dimos cuenta de que no había límites y que estaba lleno de posibilidades. Eso es lo que amo de la animación: puedes hacer que las montañas cobren vida. No puedes hacer eso en otros medios”.

La cara del volcán Uku está inspirada en el rostro de Kuana Torres Kahele, el cantante que le pone voz a la montaña; en el actor Jackie Gleeson; y en el bulldog de los dibujos animados clásicos de Chuck Jones.

Y, por cierto, Murphy ha confesado que la idea del corto llegó escuchando una versión de ‘Somewhere Over The Rainbow’ con ukelele… Seguro que les suena.

¡Dentro Lava!