Justin y la espada del valor

Si fuera padre estaría deseando llevar a mi hijo a ver ‘Justin y la espada del valor’. Digo más: desearía ser padre para poder llevar a mi hijo al cine. Probablemente tenga algo que ver mi más que confesada capacidad para disfrutar de los dibujos animados y el hecho de que considero ‘Hora de aventuras’ uno de los hitos culturales -y más complejos- del nuevo siglo. Pero, en cualquier caso, es un deseo sincero. Y es un deseo del que me gustaría hacerles partícipes. La hazaña de Justin convertirá a sus zagales en intrépidos caballeros. Eso es impagable.

Imaginen un reino de espadas, princesas, dragones, caballeros y… abogados. Sí, señor. Letrados que ponen normas para todo y que convierten las aventuras en un inagotable protocolo de papeleo, impuestos y colas frente a una ventanilla. Justin sueña con ser un héroe, como su abuelo, pero su padre tiene otros planes para él: estudiar Derecho. Guiado por el consejo de su abuela, Justin viajará en busca de la torre de los caballeros del valor para cumplir su vocación. Un camino repleto de obstáculos que vencerá gracias a la ayuda de Talia (Inma Cuesta), una camarera sin miedo al cambio, y Melquiades, un dudoso mago con aires de Carlos Jesús, shú shú.

El enorme elenco de secundarios liderados por Sir Antoine (Antonio Banderas), encadenan una serie de fantásticos guiños a los 80 y 90. Desde los duelos junto al mar de ‘La Princesa Prometida’, el entrenamiento de ‘Karate Kid’, la destreza de ‘El Primer Caballero’ y la leyenda de ‘La Guerra de las Galaxias’, hasta las poses de las Fuerzas Especiales de Freezer en Bola de Dragón. Una película que crece conforme avanza el metraje, de factura internacional, pero que se siente muy nuestra. Con un talento visual que confirma la tremenda evolución de Kandor, el estudio granadino que sigue dando pasos de gigante con cada trabajo (’El Lince Perdido’, 2008, y ‘La dama y la muerte’, 2009).

Ahora que cumplir una vocación es un privilegio a veces inalcanzable, es tremendamente satisfactorio ir al cine a disfrutar de 90 minutos de entretenimiento hecho en España. Kandor sigue la estela de Pixar y Dreamworks. Aún no los hemos alcanzado. Pero los que tienen que sentirse inquietos son ellos, que pierden distancia.

justin-fondo

“¿Qué hacen los padres?”

“¿Qué hacen los padres?” Hacía tiempo que no veía una sala a rebosar. La fila que teníamos detrás estaba llena de niños, cargados con gominolas y derrochando expectación a la pantalla que sus padres les habían prometido. Casi puedo imaginar ese momento tan envidiable, tan perfecto, en el que el equipo de Kandor sentó a sus hijos a la mesa para decirles que ya era la hora, que había llegado el momento, que iban a conocer a Justin. Como si fuera un nuevo hermano.

La patulea de adultos pilló por sorpresa a la pandilla de zagales, alterados antes de que comenzara la premiere en Granada de ‘Justin y la espada del valor‘. “¿Qué hacen los padres?”, preguntó una niña encantadora. “¿Qué hacen los padres”, empezaron a repetir el resto, a coro, sorprendidos con la pinta que gastaban los mismos que les regañan por gritar a la hora de la siesta. Los adultos, miembros y amigos de Kandor, llevaban unos enormes pelucones naranjas, en honor del valeroso protagonista del film que ellos mismos han parido.

Estoy deseando hablarles de la película. Del orgullo tan absoluto, más allá de localismos y acentos, que produce ver un talento tan colorido. Tan plástico. Tan repleto de guiños a la generación de Miyagi y Montoya, de Tolkien y Lucas. Tan imaginativo, tan fantástico. Pero alguien tiene que decir, alto y claro, lo que han hecho estos “padres”: en un momento en el que soñar es un privilegio afincado en la derrota, en el que sacrificamos la vocación por una rutina, la que sea, con tal de salir del pozo, es francamente inspirador ver un proyecto que echa raíces y crece fuerte.

Los padres de Justin, estoy seguro, han pasado por momentos crudos donde no había luz al final del estudio. Pero, qué demonios, si yo me emocioné al aplaudir los nombres de los artistas que hay detrás de la película, de los padres que teníamos a nuestro alrededor, ¿qué no sentirían ellos? Siempre presumiré de haber asistido a la premiere de ‘Justin y la espada del valor’.

Siempre orgulloso de Kandor.

kandor-grupo

 

La primera #VamosJustin

Supongo que será como la primera vez que fuimos al cine. Cuando todo era enorme y nos zafábamos de las piernas de los adultos para intentar conseguir el mando a distancia, en al cumbre del sofá. Si cierro los ojos y me concentro con fuerza soy capaz de imaginar a mi alrededor la sala de Madrid. Dicen que no es la primera vez que me llevaron al cine, pero es la que yo recuerdo. Supongo que era todo tan especial -primer viaje en familia más allá del pueblo, primera vez en la capital, primer hotel- que era fácil atesorar el momento en que mi madre dijo “¿vamos a ver ‘Hook’?”

Tenía nueve años y sabía lo que era ir al cine. Así que, definitivamente, no era mi primera vez. Pero sí es, a fuerza de nostalgia, la más importante. Estábamos en mitad de una gran plaza, abrigados por unos anoraks rojos de esos que te hacían parecer el muñeco de Michelín. Madrid era, probablemente, muy bonita. Pero yo sólo recuerdo la entrada de aquél cine, espléndida y marrón, de grandes piedras y escaleras en la entrada, como si fueran el ascenso al trono del reino. Nos sentamos en las butacas de una fila intermedia y vimos la película.

¡Bangra! -nunca supe muy bien cómo se escribía-, gritamos al salir. Qué experiencia tan bonita. Con los años, he leído cientos de críticas que ponen el ‘Hook’ de Spielberg como una bazofia horripilante, de lo peor que ha hecho el director de ‘Salvar al soldado Ryan’. Y, qué quieren que les diga, para mí siempre será maravillosa. No existe lectura sosegada o análisis exhaustivo que pueda cambiar mi parecer. La película es perfecta porque así es mi recuerdo, todo lo que rodea a la experiencia; la emoción de querer ser un niño perdido.

Como les decía, la sensación de hoy es parecida a aquella. A la del niño que sale del cine alucinado. La del niño que ve pasteles de colores donde el adulto sólo intuye barro. Hoy nos han invitado a la premiere en Granada de ‘Justin y la espada del valor’. Y estará llena de niños. Y será la primera de muchos. Y jugaremos con ellos. Y querremos, al salir, ser Justin.

#VamosJustin

El granadino que ‘forjó’ a Iron Man

Raúl Pérez trabaja en ‘Trixter’, una empresa alemana dedicada al mundo de los efectos especiales de película como ‘El Capitán América’, ‘Los Vengadores’ y ‘Cloud Atlas’. Su sueño, que no descarta, trabajar en la nueva saga de ‘La Guerra de las Galaxias’

Crecer soñando que pilotas el Halcón Milenario tiene sus consecuencias. La primera y más trágica, descubrir que nunca pilotarás el Halcón Milenario. La segunda, que el resto de tu vida estará marcada por un sincero amor a la ciencia-ficción. El granadino Raúl Pérez lleva años ligado al mundo del cine, primero en Kandor Graphics y ahora en ‘Trixter’, una empresa alemana dedicada al mundo de los efectos especiales. Probablemente hayan visto su trabajo y todavía no lo sepan: una de las películas más taquilleras del año -y de la historia-: ‘Iron Man 3’.

Vale, Raúl Pérez no terminará a los mandos de una nave interestelar acompañado por un wookie. Pero lo mismo -dentro de unos años hablamos- se da el gusto de explotar algún caza imperial en la nueva trilogía de ‘La Guerra de las Galaxias’.

Apunten su nombre para buscarlo en los títulos de crédito.

-Háblame un poco de ti, trayectoria personal, biografía, de dónde eres exactamente…

-Aunque yo nací en Barcelona, a los 12 años me mudé junto a mi familia a Granada, por lo que me considero granadino ya que aquí fue donde, por así decirlo, me desarrollé como persona. Desde muy pequeño siempre me había interesado la ciencia y el cine, especialmente la ciencia-ficción, afortunadamente encontré aquí a otro grupo de “locos” como yo, con los que juntarme y empezar a indagar en eso nuevo del 3d que acababa de aparecer. La cosa fue evolucionando hasta que al final decidí dedicarme a esto y encontré trabajo en una joven empresa de Granada que por aquel entonces hacia reconstrucciones de accidentes para juicios y contenido multimedia para la web de Puleva. Poco a poco la empresa fue creciendo, y yo con ella hasta llegar a la actual Kandor donde estuve trabajando los últimos 14 años hasta ahora que me he ido a Alemania.

-¿En dónde trabajas ahora mismo? Describe un poco la empresa y sus proyectos.

-En estos momentos estoy trabajando en Munich para Trixter Film, en el departamento de efectos especiales. Trixter es una empresa emergente, no muy grande (unas 50 personas), y siempre ha tenido fama por su buen hacer. Hace un par de meses que hemos estrenado sede, un edificio pensado para las necesidades de una empresa como la nuestra, lo cual facilita mucho el flujo de trabajo amén de la comodidad para toda la plantilla. Una plantilla compuesta por muy buenos profesionales de todas partes de Europa, incluida una fuerte presencia española. Ha realizado trabajos para películas como ‘Capitán America’, ‘Los Vengadores’ y ‘Cloud Atlas’, así como para series de la BBC (‘Wolfblood’) y películas de animación.

raul-perez-bg

-¿En qué consiste exactamente tu trabajo?

-Mi trabajo consiste en diseñar, crear y realizar, a petición del director del proyecto, toda clase de efectos visuales como simulaciones de fluidos, de telas, fuego, polvo, humo, rayos, disparos, etc… Lo que para mí es la parte más divertida de este tipo de películas.

-¿Qué hiciste en Iron Man 3?

-Pues en Iron Man me encargué de realizar todo tipo de explosiones, disparos de la armadura, así como el humo arrojado por las piezas de esta cuando vuelan separadas, más alguna que otra inclusión de elementos digitales sobre fondos reales.

-¿Qué sensación tienes al ver en el cine un trabajo tuyo? ¿Cómo es ser parte de algo tan grande?

-Me da la satisfacción de ver mi trabajo, que me ha supuesto un gran esfuerzo y horas de sueño, junto al trabajo realizado por otras compañías y personas que siempre han sido un referente para mí. Esto me hace pensar que voy por el buen camino. Pero como bien dices esto es un proyecto muy grande, con un volumen de trabajo y cifras increíbles, yo solo soy una pieza más en un engranaje inmenso.

-¿Seguirás trabajando con Disney? ¿Conociste a alguna estrella de Hollywood (actores, directores…)?

-Mi intención es seguir donde estoy subiendo peldaños poco a poco. La única estrella de Hollywood que he conocido ha sido Antonio Banderas en Granada ya que siempre ha estado muy ligado a Kandor y cuando estaba en España solía pasar a visitarnos.

ironman3

-¿Cuáles son tus futuros proyectos?

-Bueno, no puedo asegurar nada, pero se avecinan interesantes proyectos del mundo Marvel como las secuelas de ‘El capitán américa’ y ‘Los vengadores’ en las que espero estar involucrado en breve. También acabamos de hacer algunos efectos para la última película de Roland Emmerich, así que espero seguir avanzando también por esa senda.

-¿Mantienes contacto con Kandor? ¿Tienes ganas de ver ‘Justin y la espada del valor’?

-El haber trabajado tantos años en Kandor desde sus inicios, hace que me sienta muy ligado a ella y mantengo un contacto fluido con todos mis antiguos colegas. Respecto a la película, tengo muchas ganas de verla ya que ha llevado unos años de intenso trabajo y esfuerzo el realizarla.

-¿Qué querías ser de mayor?

-De mayor siempre había querido ser piloto, pero mi vista y mi tamaño se encargaron de ello. Por suerte mi abanico de posibilidades siempre había sido muy amplio.

-¿Qué formación es necesaria para dedicarse a esto?

-Yo soy un ejemplo atípico de esta profesión ya que cuando empecé esta estaba en pañales, no existían opciones formativas a excepción de costosos y escasos cursos fuera de España. Por ello tuve que ser completamente autodidacta ya que somos una mezcla entre informáticos y artistas. Hoy en día ya empieza a haber clases en las universidades y hay muy buenas escuelas en España para todo aquel que quiera dedicarse a esto.

jjabrams-stw

-Si pudieras realizar los efectos especiales/animación de cualquier película en el mundo, ¿cuál sería?

-Soy un grandísimo fan de la ciencia ficción, así que os podéis imaginar que me encantaría participar en los nuevos proyectos que están por venir…

-Por si no lo has pensado, ¿qué tal te suena un granadino trabajando en la nueva trilogía de Star Wars?

-A mí me suena genial y para eso estamos trabajando en ello.

-¿Película que verías mil veces?

-Cualquiera de las trilogías de ‘Star Wars’ o ‘Indiana Jones’. Me devuelven a mi ochentera adolescencia.

-¿Hay buena cantera en el cine español en tu campo?

-Hay muy buenos profesionales de España en mi campo, no somos muchos pero estamos bien valorados, y digo de España, porque la mayoría están fuera de España. Es una lástima que sea así pero en estos momentos carecemos de oportunidades en nuestra tierra.

-Ni siquiera Iron Man 3 se libra de la piratería… ¿Cómo solventamos el problema? ¿Crees que la gente es consciente?

-La piratería siempre va a estar ahí, no podemos erradicarla, pero podemos hacerla menos atractiva usando las nuevas tecnologías. Pero para ello las grandes distribuidoras necesitan cambiar de mentalidad y desarrollar nuevas vías de distribución. Por ejemplo, yo prefiero ver una película en streaming a buena calidad pagando un precio justo, que una copia pirata de dudosa calidad.

-¿Echas de menos vivir en Granada? ¿Haces patria por Alemania?

-Echo mucho de menos Granada. Allí tengo mi familia, mi casa y mi gente, pero son los tiempos que nos han tocado vivir y ahora toca emigrar. Espero volver, pero por ahora el futuro es incierto. Por suerte en mi actual empresa hay unos cuantos españoles con los que hacer piña, y además, he podido descubrir que los húngaros, rumanos y búlgaros son muy parecidos a nosotros en cuanto a carácter y forma de ver la vida.

raul-perez-pc

Justin y la espada del valor lanza web oficial

Justin y la espada del valor, le nueva y esperada película de Kandor Graphics ya tiene página web oficial con todo tipo de contenidos: galería de personajes, pistas de la historia, vídeos, wallpapers, diseños… Y todo con una entrañable presentación que recuerda a los mapas de las clásicas aventuras gráficas de Lucasarts. Apunten: 13 de septiembre

¡Disfruten! Justin y la espada del valor, página oficial

web-justin

justin-2

justin-web