Sofia Vergara levanta Machete Kills

Hace un par de años se estrenó ‘Machete‘, parábola del carismático secundario que consiguió su propia película. Danny Trejo, el “mejicano equivocado”, y Robert Rodriguez nos invitaron a una muy divertida fiesta de la casquería. El éxito de la franquicia de serie-b continuará el próximo mes de septiembre con ‘Machete Kills‘.

¿Y quién es la nueva heroína de la epopeya hispanoamericana? Sofia Vergara. La actriz de ‘Modern Family’ se enfunda unas metralletas a lo Afrodita de Mazinger Z para interpretar a Desdemona. Vergara no es la única actriz que ya ha protagonizado un poster de ‘Machete Kills’, antes lo hicieron Alexa Vega -que no sería destacable de no ser porque la última vez que la vimos era la niña protagonista de ‘Spy Kids’- y la propia Lady Gaga.

‘Machete Kills’ se estrena el 15 de septiembre en EEUU con Danny Trejo, Michelle Rodriguez, Amber Heard, Charlie Sheen, Lady Gaga, Antonio Banderas, Jessica Alba, Demián Bichir, Alexa Vega, Vanessa Hudgens, Cuba Gooding, Jr., William Sadler, Marko Zaror y Mel Gibson.

No me digan que el poster de Sofia Vergara no es… llamativo.

Sofia Vergara, de Modern Family a Machete Kills
Sofia Vergara, de Modern Family a Machete Kills

 

 

Alexa Vega, de Spy Kids a Machete Kills
Alexa Vega, de Spy Kids a Machete Kills

 

Lady Gaga de... bueno, es Lady Gaga.
Lady Gaga de… bueno, es Lady Gaga.

 

Badmother

No sé si es bueno o malo, pero es uno de los comentarios más repetidos desde que se estrenó ‘Celda 211’: “ya están tardando los yankis en comprar los derechos”. Pues, efectivamente, la película de Daniel Monzón que tantos éxitos ha cosechado en España -de verdad espero que ‘También la lluvia’ sea una maravilla, porque lo de no enviar ésta a los Oscar todavía me duele- ya tiene ‘dueña’ en Estados Unidos. Paul Haggis, el director de la excelente ‘Crash’ y guionista de joyas como ‘Million Dollar Baby’, entre otras, ya está trabajando en la versión USA.

Por el momento, Haggis está dispuesto a producir la película y trabajar en la adaptación del guión, aunque si finalmente se decidiera a dirigir ‘Celda 211’ (que mantendrá el título original) tendría que dedicarse al proyecto a tiempo completo, dejando de lado otros proyectos que ya tiene en marcha. Hasta ver en qué quedan las intenciones de Haggis, lo cierto es que la fecha prevista de estreno de su próxima película en Estados Unidos, ‘The Next Three Days’, es el próximo 7 de enero.

Mientras tanto podemos hacer cábalas sobre quién se atreverá a intentar emular a nuestro admirado Luis Tosar en el papel de ‘Malamadre’ (en inglés, ‘Badmother’). No se me ocurre un perfil de constitución similar, así que propongo a Edward Norton, que eso de ser preso le va muy bien. Aunque, conociendo a los amigos del remake -Hollywood-, seguro que ponen a algún consumidor de esteroides que desayuna paté con creatina, tipo ‘The Rock’ o alguno de los protagonistas de ‘Los Mercenarios’. Para sustituir a Bardem sí que lo tengo claro: Danny Trejo. Sin duda.

Machete

‘Machete’ fue el parto inesperado del ingenuo tráiler de un Robert Rodríguez inspirado por los tatuajes de su primo segundo, Danny Trejo. La expectación que aquella burla a las películas de acción serie-b rodadas entre los 70 y los 80 provocó que miles de fans epilépticos ante la histeria virulenta, la casquería tomatera y los diálogos legendarios pidieran a gritos que el mito se hiciera realidad. Y así ha sido.

Lo que nació como un falso spot ha terminado siendo una película con un estilo de segunda división pero con un presupuesto de primera. Tal y como sucedía con ‘Los Mercenarios’, Rodríguez reúne a un elenco de actores con un caché sonado para hacer una peli de acción como las de antes. La diferencia está en que, mientras que Stallone buscaba una trascendencia incomprensible, ‘Machete’ no se engaña: es una parodia de sí misma. Y, por cierto, divertidísima.

Claro que, para que se les haga una cinta entretenida y se rían a carcajadas como un servidor, tienen que aceptar las reglas del juego: las cabezas se cercenan, la sangre chorrea y los cuchillos atraviesan siempre a su victima. Pero, las cosas como son, si le tienen un mínimo cariño al cine de acción clásico, descubrirán pronto que el papel de Steven Seagal como malo malísimo no tiene precio. Que Robert de Niro convertido en un histriónico y racista candidato al senado es, como poco, intrigante. Que Jessica Alba y Michelle Rodríguez son hipnóticamente bellas. Y que Lindsay Lohan termine siendo una monja asesina es tan irónico como raro.

Pero, por encima de todo, está Machete, “el mejicano equivocado”, un Danny Trejo que versiona al Terminator de Schwerzenegger. Con pocas líneas de diálogo -todas ellas perlas literarias- y un estilo inconfundible, encandila a la cámara parodiando al personaje que está acostumbrado a ver desde el otro lado. Trejo, típico secundario que persigue hasta la muerte al ‘bueno’, se ríe de todos ellos con tanta clase que asusta.

Al final de la película, Machete tiene la oportunidad de abandonar su vida errante para recuperar la rutina de un hombre de 66 años. A lo que él, Trejo, interpretando las palabras de Rodríguez, responde: “¿Para qué quiero ser real cuando ya soy un mito?”

Predators

En este verano que ya huele a caduco, el cine yanki se ha empeñado en que volvamos a disfrutar de la vieja escuela ochentera de las películas de acción. Y, dicho sea de paso, un servidor lo agradece. No tanto por los remakes innecesarios (‘Karate Kid’) como por los más que honrosos intentos por hacer cintas de acción sin ninguna aspiración filosófica, ni guiones rimbombantes, ni escenas repletas de pantallas verdes. Han vuelto a la base.

‘Predators’, al igual que ‘Los Merceranarios’, no engaña. Es ese tipo de película que en el noventa por ciento de los casos no gustará a las niñas y sí a los niños. Así de simple. ¿Por qué? Porque no guarda elementos sorprendentes, escenas bellas o ideas entrelazadas. Es fácil: ocho tipos duros caen en una selva sin recordar cómo han llegado allí. De buenas a primeras, unos bichos enormes empiezan a darles caza para matarles uno a uno, al estilo ‘depredador’. Lo que viene después, se lo pueden imaginar: carreras, explosiones, disparos a bocajarro, cabezas cercenadas…

Después de casi treinta años del primer Depredador de Schwarzenegger, no todo iba a ser igual. Hay que adaptarse a los tiempos que corren. Ahora los músculos bestiales no se llevan. El protagonista, Adrian Brody, parece un tirillas al lado de ‘Terminator’, pero da el pego. Además, en esta ocasión hay un personaje femenino entre los héroes. Vamos subiendo.

Destacan el inenarrable Dany Trejo -que pronto estrenará su propia película ‘Machete’- y Lawrence Fishburne, que además de haber ganado unos kilitos desde que fuera ‘Morpheo’ en Matrix, hace uno de los peores papeles que le recuerdo. Pero cuánto me he reído a su costa. Para los amantes de las mezclas inesperadas, Nimród Antal y Robert Rodríguez nos deleitan con un duelo de samuráis entre un depredador y un yakuza. Lo mejor de la película.