‘Agents of Shield’, entre Buffy y Dr. Who

Agent of Shield‘, futura serie de la ABC americana, es la consecuencia lógica al bombardeo comiquero de Marvel en el cine. El éxito de Iron Man, Capitán América, Thor y Hulk en el celuloide espoleó la mente de Joss Whedon, director de ‘Los Vengadores’, en una dirección que, a priori, sonaba imposible: la televisión. No en vano, el grueso del ejército de seguidores de Whedon nació de una combinación entre sus guiones para la pequeña pantalla -‘Buffy cazavampiros’, ‘Firefly’, ‘Angel’, ‘Dollhouse’- y los tebeos -‘Ashtonising X-Men’-.

La serie de televisión contará las aventuras de los agentes de S.H.I.E.L.D., la organización que dirige Nick Furia (Samuel L. Jackson) y que hemos podido ver en las películas de Marvel. Hace poco, Whedon contó en una entrevista que la serie será “una versión del episodio ‘The Zeppo’, de Buffy, pero aplicado a los superhéroes”. Pero, ¿qué es de ‘The Zeppo’? Se trata del episodio decimotercero de la tercera temporada de Buffy, un capítulo que ha influido en numerosas series de televisión. Lo original del asunto es que el episodio estaba protagonizado por personajes desconocidos que viven las consecuencias de los héroes habituales.

Meses más tarde, Russell T. Davies, el productor ejecutivo de ‘Doctor Who’ en 2006, confesó que se había inspirado en ‘The Zeppo’ para escribir ‘Love & Monsters’, en el que conocíamos a un grupo de estudiosos del intrépido viajero del tiempo. El estilo de ese episodio se ha repetido en las siguientes temporadas de la serie británica, creando un formato conocido como ‘Doctor episode light’.

Así que, ¿cómo describir ‘Agents of Shield’? “La gente que normalmente ignoramos en los cómics -explica Whedon-, esos han sido mis héroes desde que empecé a escribir la serie. Gente sin poderes pero que puede llegar a ser heróica”. Su estreno está previsto para el 24 de septiembre. Nunca me apasionó Buffy, pero siempre seré un ‘browncoat’ de ‘Firefly’. Sí, tengo ganas de ver qué se saca Whedon de la manga.

La Liga de los Monstruos

Las grandes productoras del cine y la televisión babean por todo lo que suene, aunque sea remotamente, a cómics. El género del héroe, la viñeta y el villano contumaz, genera tanto dinero al año que no hay fronteras. Mientras en el cine seguimos las andanzas de Superman, Batman, Los Vengadores, X-Men y Lobezno (que ahora recuerde, seguro que me dejo a alguno), la televisión no quiere ser menos. Ya hemos visto ‘Héroes’, ‘Misfits’, ‘Smallville’, ‘Green-Lantern’ e, incluso, ‘Utopía’. ¿Qué toca ahora? Es la hora de los monstruos.

En 2003 (madre del amor hermoso, ¡10 años!, cómo pasa el tiempo…), Stephen Norrington (‘Blade’) dirigió la estrepitosamente desastrosa ‘La Liga de los Hombres Extraordinarios’. Cinta protagonizada por Sean Connery inspirada en el cómic de Alan Moore. El padre de Indiana Jones interpretaba a Allan Quatermain, experto aventurero que recorría el planeta acompañado de personajes míticos de la literatura: el Doctor Jekyll & Mr. Hyde, Mina Harker, el Hombre Invisible y el Capitán Nemo. Sí. Unos ‘Vengadores’ históricos.

Con el firme propósito de olvidar la película de marras y recuperar la aventura memorable, Fox acaba de anunciar que está preparando la serie de televisión de ‘La Liga de los Hombres Extraordinarios’. Bueno, para ser honestos, ha encargado un capítulo piloto. Para ver qué podría salir del invento. Y, de gustar, lanzarse a la piscina. El encargado de la adaptación será el escritor Michael Green (’Green Lantern’, ‘Everwood’, ‘Smallville’, ‘Héroes’).

Lo curioso del asunto es que hace un par de semanas, Showtime publicó que nuestro Juan Antonio Bayona (‘Lo Imposible’) dirigirá el primer episodio de ‘Penny Dreadful’, serie producida por Sam Mendes que juega con monstruos y seres clásicos de la Literatura: Frankestein, Drácula, la Momia… Coincidiendo con la temática de ‘La Liga de los…’ de una manera muy sospechosa.

Por otro lado, Hollywood nos tiene acostumbrado a estrujar sus ideas de dos en dos. Así que, tampoco es tan raro. En cualquier caso, en 2014, monstruos para todos.

Utopía: ¿Dónde está Jessica Hyde?

Dónde está Jessica Hyde?», pregunta el tipo de mirada ausente. «¿Dónde está Jessica Hyde?», repite subrayando con el aliento cortado cada palabra. «¿Dónde-está-Jessica-Hyde?» Pese a los signos de interrogación, espectador y víctimas descubren que no hay respuesta y que el tenebroso bonachón de la bolsa amarilla tampoco la espera. La pregunta es una amenaza para todo el que la escucha. Y así, con los ojos idos y el rostro del infante que modela plastilina, el silencio traerá un silencio mayor teñido de rojo. Brutal, visual, arrebatador y plástico. Ya no hay vuelta atrás.

Así arranca ‘Utopía’, brillante serie británica que confirma la teoría: Estados Unidos reinventa mientras el Reino Unido crea. Los seis capítulos de su primera temporada (los emite Canal Plus) son una maravilla narrativa que no emplea ni un solo fotograma en dar explicaciones innecesarias: Los protagonistas son un coro de carisma, nacidos de un guión escrito al milímetro; la cuidada estética, de colores llamativos y planos abiertos, de encuadres imposibles y luces del mejor cine; el aire de novela gráfica, de perdedores sin poder, de hiperrealidad; el tono adulto, siempre. Y la duda que trasiega entre bambalinas, ¿qué es hacer el bien?

‘Utopía’ reúne a un grupo de desconocidos a través de una página web. Son amantes de un extraño cómic, ‘Los experimentos de Utopía’, que, según dicen, ha predicho los peores desastres del siglo pasado. Sin embargo, su interés por la novela gráfica les convertirá en peones de un juego de consecuencias inimaginables.

El suspense preponderante y la constante sensación de realidad convierten a ‘Utopía’ en un producto redondo que, sin ser lo mismo, tiene aires de ‘Breaking Bad’ por su juego moral entre personajes y espectadores. No hay capítulo de relleno, no hay preguntas de sobra, no hay tramas secundarias. No es para todos los públicos (atentos a la escena de la cuchara…). ‘Utopía’ les espera.

Por cierto. Las camisetas, chapas y demás merchandising está al caer: «Where is Jessica Hyde?»

Capitán Planeta, la película

Capitán Planeta es nuestro héroe, va a dejar la contaminación a cero». A los ojos del no iniciado, esta preciosa poesía de versos libres y traviesos será insignificante. El resto, sin embargo, repetirá en su cabeza una melodía repetitiva y simplona con sabor a bocadillo de nocilla y respeto al medio ambiente. La misma melodía noventera con la que terminaba cada capítulo de ‘El Capitán Planeta y los planetarios’. ¿La recuerdan?

Empezaba tal que así: «Gaia, El espíritu de la Tierra, no puede soportar por más tiempo la terrible destrucción que azota al planeta, es por esto que entrega cinco anillos mágicos a jóvenes especiales: Kwame de África, con el poder de la Tierra; Wheeler de Norteamérica, con el poder del Fuego; Linka de Unión Soviética, con el poder del Viento; Gi de Asia, con el poder del Agua; y Matti de América del Sur con el poder del Corazón…» Mola lo de tener anillos que te otorguen el poder de los elementos, puedes hacer cosas muy chulas. Pero nunca, jamás, bajo ningún concepto, existió ni existirá niño que sueñe con portar el ‘anillo del corazón’. Es que nunca lo entendí, ¡menudo estafa!

El caso es que esta serie, en antena desde 1990 a 1996, llegará, por fin, al cine. Y no es un ‘por fin’ de «estaba deseoso». Es un ‘por fin’ de «ya estaba tardando la cosa». En un Hollywood falto de ideas y repleto de ricos bonachones deseosos de financiar el ‘remake’ de algo, era de extrañar que no existiera ya un truño memorable por la gloria del reciclaje activo y la bandera americana.

Sony está cerrando las negociaciones para llevar a la gran pantalla ‘Capitán Planeta y los planetarios’, bajo la producción de Mark Gordon (‘Speed 2’), Don Murphy (‘Transformers’) y Susan Montford (‘Acero puro’). Según The Hollywood Reporter, la película sería en imagen real, con grandes efectos especiales y un grupo de protagonistas muy guapetes –este último dato es mío–.

Por hacer honor a la verdad, ya hay una versión cinematográfica de ‘El Capitán Planeta’. Bueno, no cinematográfica. Es la versión que Don Cheadle protagonizó para ‘Funny or Die’ y que será muy difícil de superar. Como diría el inspirador héroe de Plastichín, Cartúnez y Vidriolo al terminar sus episodios, «¡el poder es tuyo!» (O no, si te toca llevar el anillo del Corazón. En serio, ¡¿por qué?!)

 

¿El final de Breaking Bad, en el cine?

Tomemos ‘Perdidos’ como la serie referencia, la que ha conseguido abarcar -y aunar- a más seguidores a lo largo y ancho del planeta. Imaginen que hace tres años alguien les hubiera dicho que la season-finale de ‘Perdidos’ se iba a emitir en el cine, como si se tratara de una película. ¿Qué creen que hubiera pasado? Yo apuesto por el éxito rotundo.

Eso mismo plantea el director de cine Steve Soderbergh (‘Efectos secundarios’), un gran seguidor de ‘Breaking Bad’. En una entrevista publicada en la revista Empire, el cineasta planteaba que “si el final de la serie se proyectara como una película, barrería con la taquilla”.

La bajada a los infiernos de Walter White es cine rodado para la televisión. Da la sensación de que toda la serie, todo el proceso narrativo, todo el puñetero guión, estaba escrito desde el primer minuto. Casi se pueden percibir, vistas las siguientes temporadas, las anotaciones a pie de página que se dejaban entrever en los primeros capítulos. Breaking Bad, una novela grande, enorme, moderna y cinematográfica.

¿Que si yo estaría dispuesto a pagar para ver el final de la temporada de Breaking Bad? Por supuesto que sí. Y no haría falta que gastaran más de lo previsto en el presupuesto televisivo. Lo previsto, estoy seguro, será brutal.

¿Pagaríais?

breakingbadend

ACTUALIZA: Samuel L. Jackson ha compartido este vídeo en el que confiesa su pasión por Breaking Bad reinterpretando el sensacional monólogo de Walter White: “I am THE danger”.