50 sombras de Grey: El Señor Hidalgo dice porno

La primera vez que escuché hablar de ‘50 sombras de Grey’ fue en boca de –mantengamos su anonimato– El Señor Hidalgo. Este ilustre combatiente de la mediocridad sentenció tras leer, por aquello de conocer al enemigo, la novela de E. L. James que la historia, sin importar el formato, es una bazofia monumental. Y añadió: «Porno para mujeres que dicen que no ven porno». De eso hace ya más de dos años. ¿Habrá cambiado la percepción de las cosas del Señor Hidalgo después de la monumental campaña de márketing de la película que más entradas ha vendido antes incluso de estrenarse? Pues no.

Más allá de lo que cuente o deje de contar la película, es cierto que ‘50 sombras de Grey’ es un tema de conversación recurrente. Y muy divertido, oigan. Sin entrar a valoraciones personales, estos son algunos de los titulares que he escuchado de las muchas y muy variadas charlas sobre la historia de marras. Literales (sin distinguir hombres de mujeres):

«Para ver porno, me quedo en casa», «Es una historia de amor que los hombres no podéis comprender», «No es cine erótico, es romance moderno», «No duermo pensando en que mañana se estrena 50 sombras», «No hay hombres como Grey», «¿Las mujeres no se dan cuentan de que es terriblemente insultante para ellas?», «Se conoce que hay un ‘Crepúsculo’ cada cierto tiempo», «Si no aparece una felación, por ejemplo, con todo lujo de detalles, la adaptación será un desastre», «Sí, a los hombres nos pondrá el porno, pero a las mujeres lo que os pone es el dinero», «Yo, como mujer, siento vergüenza», «Pues yo, como mujer, me divierto sin darle importancia… ¡es ficción!»

50sombras-salto

Lo que les decía. ‘50 sombras de Grey’ provoca conversaciones muy fuertes. En algunos casos, desagradables. Extremistas, quizás. Y, aunque no me guste el tono machista/feminista (según el caso) que se utiliza, acepto que el revuelo que ha generado la película es para estudiar. Si tuviera que apostar, diría que el film va a ser un completo despropósito (ya les contaré mi opinión). Pero, qué demonios, ¡menuda alegría para las salas de proyección!

Sea como sea, el Señor Hidalgo mantiene, desde hace años, que la única versión ‘correcta’ de ‘50 sombras de Grey’ sería la protagonizada por Sasha Grey y Nacho Vidal. Sí, el Señor Hidalgo dice porno.

Una última curiosidad. Estas son las estadísticas de IMDB (International Movie Data Base). Son para estudio:

votos-grey

  • Ni he leído el libro ni visto la película, por lo que no puedo opinar con conocimiento de causa. Sí le puedo decir que, un conocido mío que decía haberlo leído (ahora hace falta que sea verdad), lo describía como un petardo en donde las mujeres están todo el rato dándole a la cabeza acerca de los hombres. ¿Es cierto? No lo sé.

    Lo que sí puedo decirle con seguridad es que, por razones que tampoco vienen a cuento, hace más de un año que estoy vinculado al mundo de la mercadotecnia. Y desde entonces se ha estado preparando una descomunal, gigantesca, casi insidiosa, campaña promocional de esta película.

    Lo habrá notado en la prensa y los interminables artículos y exageraciones que se han ido publicando, pero le confirmo que se han hecho estudios detallos de la novela y de lo que la gente esperaba que fuese la película. Le hablo de encuestas con más de 200 preguntas que he tenido en mis manos y que han sido usadas para sondear el mercado con ganas.

    No sé si en el pasado se habrá hecho lo mismo con otras películas, porque no tengo tanta experiencia, pero desde luego la de “50 sombras…” es un producto prefabricado al estilo de Pokemon.

    Ya nos contará qué le ha parecido.

    Un saludo.