Justin and The Lost Abbey: Q, A, O, P

Q, A, O, P. Cuatro letras que lo eran todo cuando el mundo latía a 8 bits. Hoy tienen poco sentido, ya que no se entiende un videojuego sin un mando ergonómico, repleto de botones, gatillos y joysticks sensibles al roce de una pluma. Pero por aquel entonces, hace ya un cuarto de siglo, el teclado era más que suficiente. El protocolo era tan estricto como apasionante: abrías la caja de cartón y sacabas los diskettes oportunos; leías las instrucciones de instalación y, una vez completada la barra de carga, arrancabas el juego; y antes, justo antes de empezar, buscabas la configuración y ponías el teclado a tu gusto: ‘Q’, para subir, ‘A’, para bajar, ‘O’, para ir a la izquierda, ‘P’, para la derecha, y ‘espacio’ para disparar. Un clásico.

Con un éxito en taquilla internacional, los amigos de Kandor se propusieron hacer algo que llamara la atención sobre ‘Justin y la Espada del Valor’. La idea llegó de David Colmenero: «¿Y si hacemos un videojuego a la vieja usanza? ¿Y si programamos un juego para Spectrum?» Así nació: ‘Justin and The Lost Abbey’.

«Cuando mostré la primera alfa para Spectrum en Kandor alguno que otro soltó una lagrimita al ver a ese Justin pixelado y me dieron el ‘si quiero’ tan deseado. Esa misma tarde nos pusimos a dibujar más bichitos, mapas y planteamos el gameplay inicial. Que básicamente se trataba de ‘llegar a la meta’», explica Colmenero.

Y, si ya me rendí ante los encantos ochenteros y noventeros de ‘Justin y la Espada del Valor’, no tengo más remedio que quitarme el sombrero y dibujar una sincera ovación para esta genialidad. Ojo, que no sólo se han conformado con programar un videojuego, también han diseñado la caja y las instrucciones, a la vieja usanza.

El blog de David Colmenero, aquí.

Descargar y jugar ‘Justin and The Lost Abbey’ en Spectrum, aquí

cover-front_spa

 

cover-back-salto

justin-poster

  • Victor

    Oportunidad perdida para que la portada la hiciese Alfonso Azpiri, pero genial idea!

  • nekane

    a ésto se le llama tener buenas ideas y ser emprendedor!!
    el juego promete, por ejemplo en tiempos de crisis, puede ser una muy buena opción para regalarr a los chicos en navidad
    muy bien kandor! adelante!