¡Que vuelvan los Space-Pelotas!

Creo que es la película que mejor nos sabemos. Y hablo en plural porque es un asunto coral. De vez en cuando (al menos un par de veces al año), algún miembro de la pandilla hace referencia a ‘La loca historia de las Galaxias’. No sé, por ejemplo, alguien ha perdido el móvil y nos ponemos a buscarlo por todas partes y, de repente, uno dice «peinad el desierto». Y ya estamos perdidos. Del desierto nos vamos al cinturón de virginidad, al Yogurt, al «¡Vomito!», a la velocidad absurda y a la clave de la maleta del Presidente Skroob (que acabo de descubrir que es el apellido de Mel, al revés). Es que es buenísima. Un clásico. ‘Los space-pelotas del espacio’. Enorme comedia.

Mel Brooks dirigió ‘La Loca Historia de las Galaxias’ en 1987 y, desde entonces, estamos esperando la segunda parte. Esta semana, el director confesó en una entrevista radiofónica que estaba pensando seriamente en retomar el proyecto. «Siempre y cuando Rick Moranis quisiera volver como Casco Oscuro».

Una prometedora declaración que deja dos curiosidades. La primera es que se refirió a la película con el título ‘Spaceballs 2: The Search for More Money’, que es el título de la secuela que ya se anunciaba en el propio film, en plan coña (escena, por cierto, terriblemente clarividente sobre lo que la piratería y el ‘video on demand’ traería veinte años más tarde). La segunda, el propio Moranis: uno de los cómicos más queridos de su época (‘Cazafantasmas’, ‘Cariño he encogido a los niños’, ‘La tienda de los horrores’) que no vemos en pantalla desde 1997, con ‘Cariño, nos hemos encogido a nosotros mismos’. ¿No les apetece muchísimo ver a Moranis? ¿No creen que Moranis debería haber sido un miembro indudable de ‘Los Mercenarios’? Y si Bill Murray se sumara al proyecto, ¿no sería el mundo un lugar mucho más bonito?

Con John Candy –descanse en paz– no podemos contar. Pero Bill Pullman (‘Independence Day’), a juzgar por su carrera, seguro que se apunta. Vamos, Mel, no te cortes y danos una alegría.

¡Que vuelvan los Space-pelotas!

A continuación, voy a manipular su mente para que reciten los chistes de estas escenas (a no ser que no hayan visto nunca la película… En cuyo caso, ya están tardando)

1

2

3

4

5

6

8

 

 

spaceballs-1

  • Pues mire, le voy a contar una curiosidad. ¿La ha visto en versión original? Porque se llevará dos sorpresas al compararla con la versión doblada.

    La primera es que la versión española es bastante más graciosa que la inglesa. Tanto por el tono de voz usado como por la forma en que se tradujeron algunas frases. En serio, la original es bastante más sosa.

    La segunda, y esto es motivo de debate, es que los dobladores españoles se tomaron tantas libertades al traducir el guion original que llegaron a insertar frases donde no había nada. Da que pensar acerca de hasta qué punto una traducción, en arás de un objetivo concreto (en este caso, la comicidad), puede alterar elementos de manera tan contundente.

    Me recuerda a aquella traductora de la que una vez me hablaron, que llegaba a modificar totalmente el final de los libros porque no le gustaba cómo terminaban, inventándose los suyos propios.