Juerga hasta el fin

Para hablar sobre ‘Juerga hasta el fin’ es necesario el uso de palabrotas, expresiones mal sonantes, deconstrucciones imposibles de órganos sexuales y coloquialismos que rozan la barbarie. Como no quiero herir su sensibilidad, cambiaremos todos esos términos por frutas. Bien.

Se conoce que Seth Rogen, Evan Goldberg, James Franco, Jonah Hill, Jay Barruchel, Danny McBride y Craig Robinson (todos amigos desde hace años en la vida real), estaban una noche en casa de Franco haciendo botellón. Empezaron a decir chorradas sobre melocotones, a fumar kilos de papayas y a beber cantidades ingentes de vodka, cuando el bueno de James dijo: “¿No sería genial que en vez de ir mañana a trabajar cada uno a lo nuestro, nos fuéramos juntos a hacer una peli?” Seth respondió que sí, que venga, que se apuntaba a cualquier sandía que hicieran juntos. Evan apuntó que podían hacer el largo inspirado en el corto ‘Jay and Set vs. The Apocalypse’, “pero con todos los colegas interpretándose a sí mismos”. Danny dio una larga calada a su papaya y terminó el conjuro: “Os faltan kiwis”.

Meses más tarde llega ‘Juerga hasta el fin’, gamberra y grotesca comedia protagonizada por los cómicos de moda de la televisión y el cine estadounidense. Una fórmula que ha funcionado a las mil maravillas en USA, pero que aquí no goza de tan buenos resultados por varias razones: no son nuestros cómicos y están doblados. Supongo que debe ser una sensación parecida a lo que un espectador inglés debe experimentar viendo ‘Torrente 4: Lethal Crisis’ con Michael Caine poniendo la voz de Kiko Rivera y preguntando cada dos por tres quién kiwis es Berto Romero (lo que sería un insulto a nuestra patria, por cierto).

Sí, me reí con el Apocalipsis de Seth Rogen. A veces de manera accidental y otras por la extraordinaria capacidad de retorcimiento mental de sus guionistas. Hay varias escenas que son de obligado debate. Tan solo las apunto: Jonah Hill en la cama con la sombra de un plátano, el toque de cabeza del salón, el sadismo generalizado de McBride, las películas ‘suecadas’ (de lo mejor de la peli), el coloso con el enorme plátano y el bizarro cameo musical.

La línea divisoria está muy dibujada y no hay sorpresas: ¿les entretienen ‘Ted’, ‘Supersalidos’, ‘Superfumados’, ‘Caballeros, princesas y otras bestias’, ‘Jacuzzi al pasado’? ¿Siguen a esta generación de cómicos hartos de papayas? Ya saben qué hacer (ojo, que ‘Juerga hasta el fin’ es, sin duda, la mejor de todas).

This-Is-The-End-blog

 

 

  • ¡Pues a mí me hizo mucha gracia! No soy precisamente el target de este tipo de pelis (las bud comedies suelen intentar empatizar más con el público masculino) pero sin embargo a mí me ha encantado.
    No tiene el romanticismo rancio de Ted, ni la absurdidad extrema de esas otras pelis que citas. En mi opinión es una simple y llana peli de colegas fumados que intentan sobrevivir a un fin del mundo mucho más apocalíptico de lo que me esperaba (irónicamente). pero mejor llevado y menos previsible que otras bud comedies.
    Será que tenía buena predisposición, pero yo me partí la caja y disfruté un montón.
    Gracias por la review 😀

    • JeCabrero

      ¡Pues me alegro mucho! Si el caso es que a mí me hacen gracia todas estas. Y sé que no son plato de buen gusto, en general. Así que mejor tomo precauciones y aviso al personal. Supongo que es más fácil que te guste si las otras lo hicieron. Aunque, para hacer honor a la verdad, esta es mucho mejor que el resto. ¡Gracias!